Inicio / Noticias / Cómo reparar un neumático pinchado

Cómo reparar un neumático pinchado

Cuando un neumático se pincha, por normativa se debe contar en el vehículo con algún tipo de sistema que permita al conducir seguir circulando tras sufrir el pinchado, ya se trate de un neumático de repuesto o un kit para reparar pinchazos.

Recuerda siempre llevar en tu vehículo el chaleco reflectante obligatorio, que debes colocarte antes de salir del coche, para posteriormente colocar los triángulos de señalización antes de ponerte manos a la obra para tratar de solucionar el pinchazo y poder continuar con la marcha.

Cuando sufras un pinchazo en uno de tus neumáticos podrás recurrir a una serie de opciones diferentes, que dependerán en gran parte de lo que haya decidido el fabricante del vehículo. De serie, algunos modelos incluyen una rueda de repuesto, mientras que otros apuestan por kits de reparación.

Opciones para reparar un neumático pinchado

Las principales opciones que tendrás a tu disposición para reparar un neumático pinchado son las siguientes:

Utilizar una rueda de repuesto idéntica

En primer lugar tienes la posibilidad de utilizar una rueda de repuesto idéntica en forma, volumen y altura que el resto, de forma que tan solo tendrás que sustituirla por la rueda pinchada y ya podrás continuar con la marcha de forma completamente normal.  Este tipo de ruedas no tienen limitación de velocidad ni kilometraje, ya que son iguales que las otras montadas en el vehículo.

No obstante, esta solución es cada vez menos utilizada por los fabricantes de automóviles, principalmente por el aspecto económico y el espacio que estas ocupan. Por ello, las marcas que optan por incluir ruedas de repuesto acostumbran a utilizar las ruedas de emergencia de las cuales vamos a hablar a continuación.

Rueda de emergencia

También conocida como “galleta“, es una rueda de un tamaño inferior a las montadas en el vehículo, teniendo un menor grosor y estando fabricada en materiales de menor resistencia, lo que hace que esté limitado su uso tanto en kilometraje como en velocidad. Estas limitaciones aparecen en la propia rueda indicados, siendo habitual que esté limitado su uso a 80 kilómetros de distancia y una velocidad máxima de 80 km/h, aunque todo depende del modelo.

Hay que tener en cuenta que esta rueda solo debe ser utilizada para acudir al taller. Su principal ventaja es que ocupa poco sitio en el vehículo, razón por la que muchos fabricantes la prefieren a las anteriores.

Kit para reparar pinchazos

Esta tercera opción es la más habitual en la actualidad, ya que permite ahorrar un gran espacio en el vehículo al no necesitar de un hueco para la rueda de repuesto o poder utilizar ese espacio para almacenaje. Además permite economizar en costes y ofrecer mucha más comodidad a quién sufre un pinchazo, que podrá solucionar el mismo sin tener que desmontar el neumático.

Este kit para reparar pinchazos se compone de una llave para desmontar la válvula de la rueda, una válvula nueva, un líquido o espuma selladora para el pinchazo y un compresor con el cual se puede hinchar el neumático.

El procedimiento es sencillo y basta con seguir las indicaciones del fabricante. No obstante, hay que cerciorarse de que se ha realizado de forma adecuada antes de emprender la marcha y no se puede circular a más velocidad de 80 km/h, siendo una solución temporal para llegar al taller.  Su principal inconveniente es que no sirve en casos de reventones o pinchazos muy grandes, aunque estos son casos que se dan con menor frecuencia.

 

Check Also

Por qué lavar tu coche con jabón para coche

A la hora de lavar un coche hay que tener muy presente que no se debe …

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies